Algunos ciudadanos no pedimos demasiado. ¿O sí?

Probablemente las dos causas más importantes de indignación de los ciudadanos sean:

a) que no nos sentimos, no ya respaldados, ni tan siquiera escuchados por nuestros gobernantes, que se empeñan en aislarse cada vez más de la Sociedad, y

b) no vemos la manera de defendernos de un poder elefantiásico como es el Estado, cuyos gobernantes se empeñan en generar una alambrada cada vez más alta y alejada para protegerse de sus representados y blindarse en sus trincheras.

Voy a enunciar algunos ejemplos de lo que nuestros gobernantes han ido poco a poco construyendo a su alrededor para protegerse y mantenerse en el poder de espaldas a todos nosotros, reduciendo nuestras posibilidades de defensa. En la medida de lo posible intentaré ofrecer también algunas alternativas o soluciones a alguno de ellos.

1) La Constitución. Es uno de los argumentos más recurrentes de nuestros gobernantes, el respeto a la Constitución. Una Carta Magna que la mayoría de nuestra generación ni siquiera pudo votar, perteneciente a una Sociedad que ha cambiado mucho, por fortuna, desde 1978. Ya se encargaron de hacer todo lo posible para que fuese casi imposible su modificación, pretendiendo que fuese una norma que perdurara en el tiempo casi inmutable (aunque en Agosto de 2011 nos demostraron que cuando quieren pueden y sin contar con los ciudadanos, una vez más). ¿Pero tiene sentido en nuestro mundo globalizado actual? No, desde luego.

Es imprescindible establecer por Ley que la Constitución debería ser automáticamente revisada y revalidada por Referéndum cada 20 años. Sólo así se aseguraría la representatividad de la sociedad española y obligaría a establecer consensos entre todos los partidos políticos, no sólo los dos mayoritarios.

2) La Monarquía. Sobre este tema mi opinión está muy clara y ya escribí hace tiempo un blog al respecto. No me repetiré más. Sólo diré que podría ser una Institución mediadora entre los ciudadanos y el Gobierno y, sin embargo, siempre vemos al Rey rodeado de los poderes políticos y económicos y cada vez más aislado del resto de los ciudadanos a los que se supone representa. No nos sentimos defendidos ni representados por nuestra Monarquía.

Se le tiene miedo en España a la palabra República porque la asociamos a la extrema izquierda pero sólo diré que a EEUU se le podría considerar como una en forma de Estado Federal, y no es precisamente un país de izquierdas. Estaría dispuesto incluso al absurdo de crear una figura nueva, la “Monarquía electiva”, si así se abrieran menos heridas.

3) El presidente del Tribunal Supremo (TS), El Tribunal Constitucional (TC) y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Sin una Justicia independiente la Democracia siempre estará en entredicho. Estas Instituciones judiciales son clave en nuestro ordenamiento jurídico y, sin embargo, son elegidas actualmente por el Congreso y el Senado, aunque en realidad seleccionadas por los dos partidos mayoritarios o, en su caso, por el Gobierno de turno, eso sí a instancias del Rey. ¿Cómo podemos pretender que estén próximos a los ciudadanos si no tenemos ninguna participación excepto en las Elecciones Generales cada cuatro años?

El presidente del TS y al menos algunos miembros del CGPJ y del TC tendrían que ser elegidos o refrendados por los ciudadanos a través de un Referéndum cada 5-10 años, en el que podrían presentarse candidatos postulados no solo por cualquier partido político presente en el Parlamento sino independientes también. Eso sí, con una formación y experiencia jurídicas demostradas para poder ejercer el cargo.

4) El Fiscal General del Estado y el Defensor del Pueblo. Estas dos figuras jurídicas son especialmente importantes para el ciudadano y las que deberían ser más sensibles a sus necesidades e inquietudes. Hoy por hoy se eligen prácticamente igual que las del apartado anterior por lo que sólo defienden lo que les dicta fundamentalmente el Gobierno. Su independencia del poder político es una entelequia. Mi propuesta va en el mismo sentido que en el apartado anterior, aprovechando el mismo Referéndum para elegir por Sufragio Universal todas estas Instituciones judiciales.

5) Medios de comunicación. Este tema también es recurrente en mis blogs. Una de las mayores lacras de nuestra Democracia es la imposibilidad que encuentran muchos ciudadanos y organizaciones para hacer llegar su mensaje y propuestas al resto de la Sociedad como consecuencia del control político y económico de los medios de comunicación tradicionales. Las licencias son concedidas por el poder político, en algunos casos presionados por el económico y en otros casos limitando la independencia posterior de esos medios. En este sentido, las Redes sociales han sido un pequeño alivio pero su difusión es aún muy limitada y reducida a una pequeña parte de la ciudadanía española.

Una posibilidad para evitar estos vicios sería que las empresas de comunicación presentaran sus propuestas a los ciudadanos cada 10-15 años para ser valoradas y, en su caso, aprobadas, renovadas o suspendidas a través de un Referéndum por ellos mismos. Después de todo son los ciudadanos los primeros interesados en conceder las licencias a los medios de comunicación que les proporcionen los mejores servicios y, por otro lado, el interés último de los medios pasaría a ser los ciudadanos y no los políticos.

6) Elecciones Generales, Autonómicas o Municipales cada cuatro años. Esta es otra de las pantomimas en las que se escudan nuestros políticos para argumentar que sí estamos en una Democracia plena de derechos. Sobre la Ley electoral se ha hablado mucho y yo mismo he insistido en muchos de mis blogs por lo que no insistiré más, pero es uno de los puntos clave a revisar, junto con una buena Ley de Transparencia, en nuestro sistema democrático.

Pero sí quería destacar en este caso el problema del programa electoral que presentan los partidos políticos cada cuatro años, que debería ser una garantía para todos los que les votamos pero que es evidente que hoy en día no tiene ningún valor para nosotros, no representa más que papel mojado. Un claro ejemplo, y no es el único desde luego, aunque sí el más reciente, lo muestran estos dos vídeos. Puedes encontrar más en mi entrada ¡Que no se nos olvide!

Esto hace que la Democracia no se pueda circunscribir a unas Elecciones cada cuatro años; es claramente insuficiente. Por lo tanto, es necesario revitalizar otras figuras de intervención ciudadana en la política como las que indico a continuación.

  1. Referéndum. Aparte de ser un método consultivo casi inexistente en nuestra Democracia, una posibilidad para luchar contra estos incumplimientos sería que cualquier medida adoptada por un gobierno no incluida en su programa electoral tuviera que ser aprobada por Referéndum.
  2. Iniciativa legislativa popular. Se ha intentado en números ocasiones utilizar esta figura sin éxito. En primer lugar no se facilita al ciudadano, que en la mayoría de las ocasiones carece de la formación y experiencia necesarias, asesoramiento jurídico y administrativo para realizar los trámites cómodamente. Pero, incluso superadas estas trabas iniciales, la mayoría de las iniciativas quedan en dique seco y ni siquiera llegan a ser discutidas en el Parlamento. Creo que cualquier iniciativa de este tipo debería ser tenida en cuenta y discutida en una sesión temática abierta a los medios de comunicación y a algunos invitados, invitando a los interesados a explicar y justificar sus demandas, “con luz y taquígrafos”, para que al menos quedara constancia de ello en las Actas parlamentarias.

7) Derecho de reunión, huelga y manifestación. Son otras de las formas que aún nos quedan para demostrar nuestro descontento y desacuerdo. En la práctica casi las únicas actualmente. Pero incluso éstas están intentando ser reducidas y controladas por el poder político y económico. Es la única solución que encuentran para controlar el descontento ciudadano, lo que demuestra su incapacidad y frustración.

El Código Penal de Gallardón se ceba con los indignados

Una nota en rebeldía

¡Que no se nos olvide!

8) Asesoramiento jurídico gratuito y Sistemas de Arbitraje. Son mecanismos que intentan facilitar la defensa frente de los ciudadanos frente a los abusos, sobre todo a las capas sociales más desfavorecidas, con menor nivel educativo y económico. Por supuesto, los recortes han llegado en primer lugar también a estos servicios públicos. Aunque a veces un piensa que no es tanto un problema de recortes como de interés real de los poderes políticos de ofrecer mecanismos para defender a los ciudadanos frente a las grandes empresas (El consumidor casi siempre pierde).

9) Los partido políticos. Es imprescindible que la democratización de un país lleve aparejada la de los partidos políticos. Lo primero no podrá llegar sin lo segundo. Mis ideas al respecto ya fueron plasmadas en un blog anterior, Decálogo de una partido diferente, por lo que no me extenderé más en este punto.

Conclusión: si se empeñan en seguir por esta senda, la más fácil desde luego, que es la lucha policial y la reducción de los derechos ciudadanos básicos, sólo nos dejarán la salida de la rebeldía y la desobediencia pacíficas. Si quieren evitar esto y defender el Estado de Derecho, como tanto les gusta decir, deberían pensar primero en implementar otro tipo de medidas como las propuestas en este blog, o muchas otras mucho más interesantes y/o factibles que seguro que existen y a mí se me escapan. A medio y largo plazo esto preservará mucho mejor la estabilidad del Estado y mejorará la calidad de nuestra Democracia.

Imagen0094

Un esperanzado

Anuncios

Acerca de csanchezmad

Se escribe para llenar vacíos, para tomarse desquites contra la realidad, contra las circunstancias (Mario Vargas Llosa). Sólo sé que no sé nada (Sócrates).
Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Algunos ciudadanos no pedimos demasiado. ¿O sí?

  1. Pingback: ¡Que no se nos olvide! | csanchezmad

  2. Pingback: “Lo cortés no quita lo valiente” | csanchezmad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s