El consumidor casi siempre pierde

En esta nota breve me gustaría dejar claro lo que reclamo:

1) Reclamo a empresas como Endesa y Gas Natural Fenosa el constante abuso que ejercen sobre sus clientes con frecuentes errores en pequeñas cantidades que en muchos casos no son detectados y que, en caso de serlo, suelen suponer un calvario para el consumidor recuperarlos, si es que finalmente lo consigue.

En mi caso fue como consecuencia del cambio de compañía. Al cambiarme de Gas Natural Fenosa a Endesa, esta última no me dio de baja todos los Servicios contratados con la primera, a pesar de que advertían que el cliente no tendría que preocuparse de nada a este respecto. Como consecuencia Gas Natural Fenosa me siguió cobrando durante varios meses por un Servicio que no utilicé. Ninguna de las dos me advirtió de ello. ¿Error? ¿Fraude medido? Juzguen ustedes.

Parece que no les basta con las ganancias millonarias que obtienen todos los años a nuestra costa. Las empresas de Telefonía también saben mucho de esta picaresca, ¿verdad?

2) Reclamo la indefensión del consumidor cuando se dirige a las Juntas de Arbitraje de Consumo de las CCAA y se encuentran con un Servicio ineficiente y en la mayoría de los casos inútil; para el consumidor, claro, no tanto para las empresas. El programa Ser Consumidor de la Cadena Ser dedicó parte del programa del 17-5-2015 a hablar de este tema. FACUA denuncia con frecuencia la escasa preocupación de los Gobiernos a la defensa de los consumidores.

Estas son las respuestas de la CAM, Gas Natural Fenosa y Endesa.

En ninguna de las ocasiones que he remitido mi reclamación a la Junta Arbitral de Consumo de la Comunidad de Madrid me ha servido de algo. Se limitan a enviar las respuestas de las empresas reclamadas, te dicen que ellos no pueden hacer nada y que te dirijas a la Justicia Ordinaria. ¿Connivencia del Gobierno con las grandes empresas? Juzguen ustedes.

Es evidente que para cantidades pequeñas no vale la pena acudir a la Justicia, máxime si además los Gobiernos legislan Leyes de tasas judiciales claramente injustas para la gente con menos recursos. Gobierno y Empresas lo saben y se aprovechan de ello. 

En cualquier caso, es bueno saber lo que me contestaron desde la Oficina del Defensor del Pueblo. Ésta es toda la ayuda que recibí de esta Institución, por cierto.

“Dado que la mediación no ha dado un resultado favorable a sus intereses, debe usted acudir a la jurisdicción ordinaria. No obstante, tal reclamación no está sujeta a gastos de ninguna clase. Si la cuantía de la reclamación no excede de 2.000 euros, se tramitará por el procedimiento verbal y no es preceptivo estar asistido de procurador ni de abogado y que tampoco está sujeto al pago de tasas judiciales. Existen formularios a su disposición. Junto a la demanda deberá acompañar todos los instrumentos probatorios de que disponga. Puede solicitar información sobre este procedimiento y sus requisitos en cualquier oficina de atención al ciudadano que corresponda. La relación completa se encuentra en la página web del Consejo General del Poder Judicial.”

Por otro lado, la Comunidad de Madrid, tras insistirles por segunda vez, me remitió en una segunda carta al Servicio de Orientación Jurídica General en la calle Capitán Haya, 66.

Incluso considerando que las demandas por debajo de 2.000 € no requieren de abogado y son supuestamente gratuitas, siguen siendo trámites muy farragosos para legos en la materia que en muchos casos desilusionan a los consumidores y disuaden de que se siga adelante con el procedimiento judicial. “Ellos” lo saben.

3) Reclamo también un Defensor del Pueblo de verdad. Le pasa algo muy parecido a lo de las Juntas Arbitrales de consumo. Pura burocracia al servicio de todos menos del Pueblo.

En este sentido insisto una vez más en que esta figura debería ser elegida por Sufragio Universal y no por un Gobierno o Parlamento de turno. Sólo así se podría asegurar su independencia. Esto debería ir acompañado de mayores poderes para esta Institución pero ya sólo con cambiar la forma de elección me conformaría como un primer paso.

Al menos, derecho al pataleo.

Gracias.

Aún nos queda la lucha:

ORGANISMOS OFICIALES

Anuncios

Acerca de csanchezmad

Se escribe para llenar vacíos, para tomarse desquites contra la realidad, contra las circunstancias (Mario Vargas Llosa). Sólo sé que no sé nada (Sócrates).
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El consumidor casi siempre pierde

  1. Pingback: Algunos ciudadanos no pedimos demasiado. ¿O sí? | csanchezmad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s