Algunos ciudadanos no pedimos demasiado. ¿O sí?

Probablemente las dos causas más importantes de indignación de los ciudadanos sean:

a) que no nos sentimos, no ya respaldados, ni tan siquiera escuchados por nuestros gobernantes, que se empeñan en aislarse cada vez más de la Sociedad, y

b) no vemos la manera de defendernos de un poder elefantiásico como es el Estado, cuyos gobernantes se empeñan en generar una alambrada cada vez más alta y alejada para protegerse de sus representados y blindarse en sus trincheras.

Voy a enunciar algunos ejemplos de lo que nuestros gobernantes han ido poco a poco construyendo a su alrededor para protegerse y mantenerse en el poder de espaldas a todos nosotros, reduciendo nuestras posibilidades de defensa. En la medida de lo posible intentaré ofrecer también algunas alternativas o soluciones a alguno de ellos.

1) La Constitución. Es uno de los argumentos más recurrentes de nuestros gobernantes, el respeto a la Constitución. Una Carta Magna que la mayoría de nuestra generación ni siquiera pudo votar, perteneciente a una Sociedad que ha cambiado mucho, por fortuna, desde 1978. Ya se encargaron de hacer todo lo posible para que fuese casi imposible su modificación, pretendiendo que fuese una norma que perdurara en el tiempo casi inmutable (aunque en Agosto de 2011 nos demostraron que cuando quieren pueden y sin contar con los ciudadanos, una vez más). ¿Pero tiene sentido en nuestro mundo globalizado actual? No, desde luego.

Es imprescindible establecer por Ley que la Constitución debería ser automáticamente revisada y revalidada por Referéndum cada 20 años. Sólo así se aseguraría la representatividad de la sociedad española y obligaría a establecer consensos entre todos los partidos políticos, no sólo los dos mayoritarios.

2) La Monarquía. Sobre este tema mi opinión está muy clara y ya escribí hace tiempo un blog al respecto. No me repetiré más. Sólo diré que podría ser una Institución mediadora entre los ciudadanos y el Gobierno y, sin embargo, siempre vemos al Rey rodeado de los poderes políticos y económicos y cada vez más aislado del resto de los ciudadanos a los que se supone representa. No nos sentimos defendidos ni representados por nuestra Monarquía.

Se le tiene miedo en España a la palabra República porque la asociamos a la extrema izquierda pero sólo diré que a EEUU se le podría considerar como una en forma de Estado Federal, y no es precisamente un país de izquierdas. Estaría dispuesto incluso al absurdo de crear una figura nueva, la “Monarquía electiva”, si así se abrieran menos heridas.

3) El presidente del Tribunal Supremo (TS), El Tribunal Constitucional (TC) y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Sin una Justicia independiente la Democracia siempre estará en entredicho. Estas Instituciones judiciales son clave en nuestro ordenamiento jurídico y, sin embargo, son elegidas actualmente por el Congreso y el Senado, aunque en realidad seleccionadas por los dos partidos mayoritarios o, en su caso, por el Gobierno de turno, eso sí a instancias del Rey. ¿Cómo podemos pretender que estén próximos a los ciudadanos si no tenemos ninguna participación excepto en las Elecciones Generales cada cuatro años?

El presidente del TS y al menos algunos miembros del CGPJ y del TC tendrían que ser elegidos o refrendados por los ciudadanos a través de un Referéndum cada 5-10 años, en el que podrían presentarse candidatos postulados no solo por cualquier partido político presente en el Parlamento sino independientes también. Eso sí, con una formación y experiencia jurídicas demostradas para poder ejercer el cargo.

4) El Fiscal General del Estado y el Defensor del Pueblo. Estas dos figuras jurídicas son especialmente importantes para el ciudadano y las que deberían ser más sensibles a sus necesidades e inquietudes. Hoy por hoy se eligen prácticamente igual que las del apartado anterior por lo que sólo defienden lo que les dicta fundamentalmente el Gobierno. Su independencia del poder político es una entelequia. Mi propuesta va en el mismo sentido que en el apartado anterior, aprovechando el mismo Referéndum para elegir por Sufragio Universal todas estas Instituciones judiciales.

5) Medios de comunicación. Este tema también es recurrente en mis blogs. Una de las mayores lacras de nuestra Democracia es la imposibilidad que encuentran muchos ciudadanos y organizaciones para hacer llegar su mensaje y propuestas al resto de la Sociedad como consecuencia del control político y económico de los medios de comunicación tradicionales. Las licencias son concedidas por el poder político, en algunos casos presionados por el económico y en otros casos limitando la independencia posterior de esos medios. En este sentido, las Redes sociales han sido un pequeño alivio pero su difusión es aún muy limitada y reducida a una pequeña parte de la ciudadanía española.

Una posibilidad para evitar estos vicios sería que las empresas de comunicación presentaran sus propuestas a los ciudadanos cada 10-15 años para ser valoradas y, en su caso, aprobadas, renovadas o suspendidas a través de un Referéndum por ellos mismos. Después de todo son los ciudadanos los primeros interesados en conceder las licencias a los medios de comunicación que les proporcionen los mejores servicios y, por otro lado, el interés último de los medios pasaría a ser los ciudadanos y no los políticos.

6) Elecciones Generales, Autonómicas o Municipales cada cuatro años. Esta es otra de las pantomimas en las que se escudan nuestros políticos para argumentar que sí estamos en una Democracia plena de derechos. Sobre la Ley electoral se ha hablado mucho y yo mismo he insistido en muchos de mis blogs por lo que no insistiré más, pero es uno de los puntos clave a revisar, junto con una buena Ley de Transparencia, en nuestro sistema democrático.

Pero sí quería destacar en este caso el problema del programa electoral que presentan los partidos políticos cada cuatro años, que debería ser una garantía para todos los que les votamos pero que es evidente que hoy en día no tiene ningún valor para nosotros, no representa más que papel mojado. Un claro ejemplo, y no es el único desde luego, aunque sí el más reciente, lo muestran estos dos vídeos. Puedes encontrar más en mi entrada ¡Que no se nos olvide!

Esto hace que la Democracia no se pueda circunscribir a unas Elecciones cada cuatro años; es claramente insuficiente. Por lo tanto, es necesario revitalizar otras figuras de intervención ciudadana en la política como las que indico a continuación.

  1. Referéndum. Aparte de ser un método consultivo casi inexistente en nuestra Democracia, una posibilidad para luchar contra estos incumplimientos sería que cualquier medida adoptada por un gobierno no incluida en su programa electoral tuviera que ser aprobada por Referéndum.
  2. Iniciativa legislativa popular. Se ha intentado en números ocasiones utilizar esta figura sin éxito. En primer lugar no se facilita al ciudadano, que en la mayoría de las ocasiones carece de la formación y experiencia necesarias, asesoramiento jurídico y administrativo para realizar los trámites cómodamente. Pero, incluso superadas estas trabas iniciales, la mayoría de las iniciativas quedan en dique seco y ni siquiera llegan a ser discutidas en el Parlamento. Creo que cualquier iniciativa de este tipo debería ser tenida en cuenta y discutida en una sesión temática abierta a los medios de comunicación y a algunos invitados, invitando a los interesados a explicar y justificar sus demandas, “con luz y taquígrafos”, para que al menos quedara constancia de ello en las Actas parlamentarias.

7) Derecho de reunión, huelga y manifestación. Son otras de las formas que aún nos quedan para demostrar nuestro descontento y desacuerdo. En la práctica casi las únicas actualmente. Pero incluso éstas están intentando ser reducidas y controladas por el poder político y económico. Es la única solución que encuentran para controlar el descontento ciudadano, lo que demuestra su incapacidad y frustración.

El Código Penal de Gallardón se ceba con los indignados

Una nota en rebeldía

¡Que no se nos olvide!

8) Asesoramiento jurídico gratuito y Sistemas de Arbitraje. Son mecanismos que intentan facilitar la defensa frente de los ciudadanos frente a los abusos, sobre todo a las capas sociales más desfavorecidas, con menor nivel educativo y económico. Por supuesto, los recortes han llegado en primer lugar también a estos servicios públicos. Aunque a veces un piensa que no es tanto un problema de recortes como de interés real de los poderes políticos de ofrecer mecanismos para defender a los ciudadanos frente a las grandes empresas (El consumidor casi siempre pierde).

9) Los partido políticos. Es imprescindible que la democratización de un país lleve aparejada la de los partidos políticos. Lo primero no podrá llegar sin lo segundo. Mis ideas al respecto ya fueron plasmadas en un blog anterior, Decálogo de una partido diferente, por lo que no me extenderé más en este punto.

Conclusión: si se empeñan en seguir por esta senda, la más fácil desde luego, que es la lucha policial y la reducción de los derechos ciudadanos básicos, sólo nos dejarán la salida de la rebeldía y la desobediencia pacíficas. Si quieren evitar esto y defender el Estado de Derecho, como tanto les gusta decir, deberían pensar primero en implementar otro tipo de medidas como las propuestas en este blog, o muchas otras mucho más interesantes y/o factibles que seguro que existen y a mí se me escapan. A medio y largo plazo esto preservará mucho mejor la estabilidad del Estado y mejorará la calidad de nuestra Democracia.

Imagen0094

Un esperanzado

Anuncios
Publicado en Política | 1 Comentario

Una nota en rebeldía

Con esta nota breve quiero poner de manifiesto mi estado de rebeldía ante una idea que veo que va cuajando entre los ciudadanos como consecuencia de un intento más de manipulación de los poderes económicos y algunos políticos y medios de comunicación.

En este proceso, siempre lento pero constante, se quiere imponer la idea de que los trabajadores son unos egoístas, insolidarios, vagos y apátridas que sólo buscan su interés propio a costa siempre del de los demás. Por el contrario, los empresarios son unos patriotas que intentan sacar nuestro país adelante a pesar de las dificultades, arriesgando su patrimonio personal, arrimando el hombro en los momentos difíciles y proporcionando riqueza y trabajo para todos.

A los unos se les demoniza y humilla día tras día, mientras que las otros se les ayuda y apoya en todo momento. A los unos se les va eliminando todos sus derechos, incluyendo la única herramienta de lucha que les dejan, la Huelga, siendo desvirtuada cada vez que se utiliza:

  • Se recurre una y otra vez al concepto de “Huelga política” como si eso la desautorizara cuando en realidad toda huelga tiene siempre un componente político desde el momento que se está luchando contra el abuso de algunos empresarios aceptado e incluso animado por unos políticos que han aprobado las leyes que lo amparan.
  • Se establecen servicios mínimos abusivos para diluir en lo posible su efecto y su fuerza.
  • Y finalmente se habla exclusivamente de los piquetes de trabajadores pero no se mencionan las presiones ejercidas por muchos empresarios para que no ejerzan su derecho.

A cambio, a los empresarios se les otorga reuniones constantes con los altos cargos en sedes oficiales y de los partidos políticos, subvenciones y ayudas económicas públicas, foros y congresos, etc. Por otro lado, se les escucha y se aceptan como Ley sus consejos, porque se da por hecho que siempre van encaminados a mejorar las condiciones de nuestro país.

Se combate el fraude y se vigila de cerca el pago de impuestos de los trabajadores, porque es una afrenta al resto de sus compatriotas, pero se permite el fraude de los empresarios y se busca siempre la manera de reducir los impuestos que pagan, porque, si no fuese así, la riqueza que generan se iría fuera de España. Mientras, los que manejan grandes cantidades de dinero, se dedican a enviarlo muy lejos del país al que “tanto aman” para evadir impuestos y evitar el control de su dinero.

Se llama “radical de izquierdas” al trabajador que lucha por sus derechos, por su familia y por la de sus compañeros. Al que lucha por mantener su trabajo, aceptando en la mayoría de los casos condiciones leoninas que inicialmente se le imponen de manera temporal, como consecuencia de unas circunstancias delicadas, pero que finalmente se quedan para siempre. Por el contrario, se llama “emprendedor” al empresario que sólo busca ganar cada vez más, para él y para sus inversores y accionistas. Al que siempre encuentra como única solución ante momentos de crisis echar trabajadores a la calle porque “no le queda otro remedio”, por el bien de la empresa y del resto de trabajadores que, efectivamente, mantienen en su puesto de trabajo, pero aguantando unas condiciones intolerables e inhumanas utilizando su miedo a perderlo.

Es todo una trampa constante de mensajes que se van soltando día tras día y que saben que termina calando entre todos nosotros, hasta que terminamos por aceptarlo como inevitable. Es como el mensaje de que “no hay otra manera”, “es lo que hay”, “es esto o el hundimiento”, “es un sacrificio necesario”, “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”, y un sin fin más de expresiones que nos suenan.

En cualquier colectivo hay gente que merece la pena y gente que merece el desprecio, así que pido por favor que no se generalice en ningún caso. Hay empresarios que hacen todo lo posible por salvar los puestos de trabajo de su plantilla, pensando en sus familias y en la situación en la que quedarían. Al igual que conozco trabajadores que están dispuestos a hacer todos los sacrificios necesarios para salvar la empresa en la que trabaja, por su bien, el de sus compañeros y el de sus jefes. Pero para ello es imprescindible haber generado un ambiente de camaradería y complicidad en el que todos se sientan parte de un mismo proyecto. Lamentablemente esto escasea en la mayoría de nuestras empresas. Espero que algunos se den cuenta algún día de que esto es COMPETITIVIDAD, y no otras patrañas que nos quieren hacer tragar.

¡Qué no se nos olvide!

Un radical de izquierda más.

Algunos ejemplos:

Publicado en Política | 2 comentarios

El consumidor casi siempre pierde

En esta nota breve me gustaría dejar claro lo que reclamo:

1) Reclamo a empresas como Endesa y Gas Natural Fenosa el constante abuso que ejercen sobre sus clientes con frecuentes errores en pequeñas cantidades que en muchos casos no son detectados y que, en caso de serlo, suelen suponer un calvario para el consumidor recuperarlos, si es que finalmente lo consigue.

En mi caso fue como consecuencia del cambio de compañía. Al cambiarme de Gas Natural Fenosa a Endesa, esta última no me dio de baja todos los Servicios contratados con la primera, a pesar de que advertían que el cliente no tendría que preocuparse de nada a este respecto. Como consecuencia Gas Natural Fenosa me siguió cobrando durante varios meses por un Servicio que no utilicé. Ninguna de las dos me advirtió de ello. ¿Error? ¿Fraude medido? Juzguen ustedes.

Parece que no les basta con las ganancias millonarias que obtienen todos los años a nuestra costa. Las empresas de Telefonía también saben mucho de esta picaresca, ¿verdad?

2) Reclamo la indefensión del consumidor cuando se dirige a las Juntas de Arbitraje de Consumo de las CCAA y se encuentran con un Servicio ineficiente y en la mayoría de los casos inútil; para el consumidor, claro, no tanto para las empresas. El programa Ser Consumidor de la Cadena Ser dedicó parte del programa del 17-5-2015 a hablar de este tema. FACUA denuncia con frecuencia la escasa preocupación de los Gobiernos a la defensa de los consumidores.

Estas son las respuestas de la CAM, Gas Natural Fenosa y Endesa.

En ninguna de las ocasiones que he remitido mi reclamación a la Junta Arbitral de Consumo de la Comunidad de Madrid me ha servido de algo. Se limitan a enviar las respuestas de las empresas reclamadas, te dicen que ellos no pueden hacer nada y que te dirijas a la Justicia Ordinaria. ¿Connivencia del Gobierno con las grandes empresas? Juzguen ustedes.

Es evidente que para cantidades pequeñas no vale la pena acudir a la Justicia, máxime si además los Gobiernos legislan Leyes de tasas judiciales claramente injustas para la gente con menos recursos. Gobierno y Empresas lo saben y se aprovechan de ello. 

En cualquier caso, es bueno saber lo que me contestaron desde la Oficina del Defensor del Pueblo. Ésta es toda la ayuda que recibí de esta Institución, por cierto.

“Dado que la mediación no ha dado un resultado favorable a sus intereses, debe usted acudir a la jurisdicción ordinaria. No obstante, tal reclamación no está sujeta a gastos de ninguna clase. Si la cuantía de la reclamación no excede de 2.000 euros, se tramitará por el procedimiento verbal y no es preceptivo estar asistido de procurador ni de abogado y que tampoco está sujeto al pago de tasas judiciales. Existen formularios a su disposición. Junto a la demanda deberá acompañar todos los instrumentos probatorios de que disponga. Puede solicitar información sobre este procedimiento y sus requisitos en cualquier oficina de atención al ciudadano que corresponda. La relación completa se encuentra en la página web del Consejo General del Poder Judicial.”

Por otro lado, la Comunidad de Madrid, tras insistirles por segunda vez, me remitió en una segunda carta al Servicio de Orientación Jurídica General en la calle Capitán Haya, 66.

Incluso considerando que las demandas por debajo de 2.000 € no requieren de abogado y son supuestamente gratuitas, siguen siendo trámites muy farragosos para legos en la materia que en muchos casos desilusionan a los consumidores y disuaden de que se siga adelante con el procedimiento judicial. “Ellos” lo saben.

3) Reclamo también un Defensor del Pueblo de verdad. Le pasa algo muy parecido a lo de las Juntas Arbitrales de consumo. Pura burocracia al servicio de todos menos del Pueblo.

En este sentido insisto una vez más en que esta figura debería ser elegida por Sufragio Universal y no por un Gobierno o Parlamento de turno. Sólo así se podría asegurar su independencia. Esto debería ir acompañado de mayores poderes para esta Institución pero ya sólo con cambiar la forma de elección me conformaría como un primer paso.

Al menos, derecho al pataleo.

Gracias.

Aún nos queda la lucha:

ORGANISMOS OFICIALES

Publicado en Sociedad | 1 Comentario

¡Que no se nos olvide!

      En este documento intentaré incluir la mayoría de las decisiones tomadas en los últimos años en contra del Estado del bienestar del ciudadano.

      Por desgracia tenemos una memoria muy débil y cortoplacista por lo que, llegado el momento de las Elecciones, es fácil que nos quieran embaucar con la recuperación de una Economía que no es la nuestra, la del ciudadano de a pie, sino la de los Poderes económicos. En estos momentos es cuando debemos recordarles todo lo que han ido destruyendo a lo largo de estos años y que tanto costó a nuestros padres conseguir. Es más, esto mismo que nos han quitado constituirá las promesas futuras. Paradójico.

    En este sentido, recomiendo activamente este artículo de Concha Caballero: El día que acabó la crisis

    Espero que esta recopilación resulte de utilidad para votar con criterio, ya que la Elecciones son el único medio que nos quieren dejar para poder participar en nuestra Democracia.

    Cualquier sugerencia será bienvenida. Gracias de antemano.

Partidos políticos a examen-Democracia Real Ya de Valencia

LAS PROMESAS Y LA HEMEROTECA

 Y ahora lo que en realidad han hecho durante estos años:

Publicado en Política | 8 comentarios

Ser una buena persona no es tan difícil

Soy consciente y asumo que estos párrafos pueden parecer una cursilería vacía y superficial de algún adolescente romántico y utópico, e incluso puede sonar a sermoneo estúpido y clerical. Sin embargo, me gustaría que algún día esto dejara de ser así y se percibiera más bien como una repetición sin sentido de algo ya sabido, de algo asumido como inherente a nuestra forma de comportarnos. Esto querrá decir que algo habrá cambiado y que, por fin, habremos pasado de ser meros animales evolucionados tecnológicamente a ser una nueva especie inteligente para la que ayudar a los demás no requerirá tanto esfuerzo.

Ojalá siempre ocurriera esto…

Os voy a enumerar algunas pautas que creo que nos podrían ayudar a ser buenas personas y, por ende, seres felices. Porque, aunque no lo creamos, ambos conceptos están altamente ligados.

1. No hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti y trata los demás como te gustaría que te trataran a ti. Incluso iría un poco más allá: trata a los demás mejor de lo que creas que tú te mereces.

2. Ejerce tu libertad hasta donde llegue la de los demás. Que nunca el ejercicio de tu libertad trunque la de otros.

Estos dos primeros puntos son probablemente los más manidos pero no por ello han dejado de estar vigentes. Son dos reglas muy sencillas pero muy prácticas.

3 Ejercer la empatía es fundamental. Ponte siempre en el lugar del otro, te ayudará a comprender a pesar de que siempre lo interpretes desde tu perspectiva. Piensa que la otra persona también puede tener razón. Es más, todos tenemos nuestra parte de razón siempre y sólo tenemos diferentes criterios de apreciación e interpretación de la realidad. Tenemos que aprender a dialogar, a saber escuchar. Estamos acostumbrados a imponer a través de monólogos.

4 No pierdas el tiempo en quejas y lamentos. No conducen a nada. Valora todas tus experiencias, las positivas y las negativas, y úsalas para encontrar las soluciones más adecuadas para reforzar las unas y evitar las otras. Lo que realmente te dará satisfacciones es darte cuenta de que has sido capaz de resolver y de mejorar, de avanzar en definitiva.

5 No busques justificación para todas tus acciones. Mírate bien dentro, pregúntate de verdad, sé sincero contigo mismo. Sabes perfectamente cuándo lo estás haciendo bien y cuando no, no te engañes. Si tienes que cavilar mucho para encontrar una coartada para tus actos, sospecha, es mala señal.

6 Piensa que cuando ayudas a alguien, en el fondo lo estás haciendo por ti mismo ya que te permite sentirte bien. No esperes que la otra persona te lo agradezca; agradécele tú la oportunidad que te ha brindado de ser un poco más feliz ese día.

7 No midas nunca lo que te devuelven. Cuando hagas algo por alguien, bien hecho está, no esperes una aprobación de los demás ni esperes nada a cambio. El “altruismo anónimo” es mucho más satisfactorio.

8 Sin embargo, recuerda siempre todo lo que los demás te han dado y te darás cuenta de todo lo que debes. Es mucho. Eso te hará sentirte responsable.

9 Desconfía de los que están absolutamente seguros de todo y creen firmemente en sí mismos por encima de los demás, sin miedo al error. Estas personas tienen normalmente poca motivación por aprender y terminan quedándose estancadas en su propia realidad. Las personas que dudan de sus actos y de sus pensamientos mantienen una elevada capacidad de sorpresa y eso les estimula enormemente a estudiar, instruirse, cultivarse, a escuchar; generando una gran sensación de felicidad. Un libro que puede servir para entenderlo: “La asertividad, expresión de una sana autoestima“, de Olga Castanyer Mayer-Spiess.

10 Valora lo que tienes y lo que has logrado; no te obsesiones por lo que te falta y tienen los demás. Es bueno fijarse más en los que tienen menos que tú que en los que tienen más. No es más feliz el que más tiene sino el que menos necesita. Este libro puede sernos muy útil para conseguirlo: “El arte de amargarse la vida“, de PAUL WATZLAWICK.

11 Sin embargo, la felicidad no implica conformismo; no te confundas, no se alcanza mirando para otro lado. No consientas nunca las injusticias, sobre todo si les afecta a los demás. Piénsalo bien: si los que te rodean no son felices, ¿puedes serlo, de verdad, tú también? ¡Qué satisfacción da conseguir algo justo por lo que has luchado! Y más aún cuando no necesariamente te favorece a ti ya que eso le ha dado más valor a tu lucha. E íntimamente ligado a la Justicia es la lucha por la Libertad de todas las personas. Sin la capacidad de decidir por uno mismo es muy complicado llegar a una felicidad plena. Una felicidad tutelada y virtual, ¿lo es realmente?

12 No intentes mezclar ideología, doctrinas, dogmatismos, prejuicios. Estos sólo te generarán frustración. No intentes colectivizar la felicidad. La felicidad es un concepto individual aunque, contradictoriamente, se pueda alcanzar con unas reglas tan generales como las mencionadas en este texto. Cree en lo que haces, con los matices que quieras, pero confía en ello independientemente de lo que piensen los demás, habiendo escuchado, entendido, comprendido y valorado su criterio. No permitas el tutelaje ni la manipulación. Nadie, ni siquiera tú, tiene la potestad de decidir lo que es correcto y lo que no. Nos une más nuestra biología que nuestra ideología.

13 Por último, si estás de acuerdo con lo expuesto aquí y decides poner en práctica al menos algunos de los puntos, hazlo sin pensar en lo que hagan o dejen de hacer los demás. Si caemos en este error divisaremos nuestros objetivos como una meta inalcanzable. Fijémonos exclusivamente en lo que hacemos nosotros, hagámoslo bien y, antes o después, ellos se unirán.

No tengamos la sensación de que cumplir con estos trece puntos supone ser algo así como un santo o un héroe, no es verdad. Ser buena gente es más fácil de lo que parece. Somos nosotros mismos quienes lo hacemos complicado. Los pequeños actos altruistas, generosos y bondadosos son los que provocan grandes cambios. El problema es que los plazos para que estos cambios puedan tener lugar son muy largos y esto nos hace verlo como algo imposible. Somos muchos y más fuertes de lo que creemos: podemos ser una plaga o una marea que arrasa con todo lo que se encuentra a su paso, pero también podemos llegar a ser un muro de contención ante las injusticias y las adversidades. Sólo está en nuestras manos decidir el resultado. Y no nos engañemos a nosotros mismos, por favor: por mucho que nos queramos convencer, la maldad y el egoísmo nunca llevan consigo la felicidad. Son sólo el camino más fácil, pero en el fondo nos hace sentirnos insatisfechos e incompletos. Y lo peor es que antes o después llega el arrepentimiento, pero puede ser demasiado tarde para permitirnos alcanzar la felicidad a tiempo.

“El sermoneador”

Publicado en Sociedad | 7 comentarios

La amistad: un lugar para el descanso

Yasmin y yo

La belleza es eso “BELLEZA” y es mi mejor amiga. ¿No es increíble?

Vidas platónicas (El Pais Semanal. 21-Julio.2013)

Rodrigo Leão | As Ilhas dos Açores Enya – (1991) Shepherd Moons – 11 Afer Ventus
Davy Spillane – Caoineadh Cu Chulainn Uilleann Pipes Carlos Núnez (Mar Adentro)
Victor Manuel y Pablo Milanes. Solo Pienso en ti La belleza -Luís Eduardo Aute
Tracy Chapman Crossroads Thomas Newman. Whisper of a thrill (Meet Joe Black Soundtrack)
Liquid Mind Jean-Michel Jarre – Equinoxe Part 1
Amelie Soundtrack – Yann Tiersen Memorias de África
Turandot – G. Puccini Mahler Symphony No. 8
Capercaillie – “Rann Na Mona”  Capercaillie – Dr. Macphail’s Reel
Supertramp – A breakfast in America ACDC (Hells Bells)
Dire Straits  A Little Chaos
 Trance – Here It Comes

Marillion – Misplaced Childhood

 HÆLOS – Live on KEXP

Pink Floyd – Another Brick in The Wall

Publicado en Sociedad | 2 comentarios

La Monarquía

Hoy casi nadie pone en duda la legitimidad que la instauración de la Democracia en España le otorgó a su majestad el Rey D. Juan Carlos I, lo que ha sabido gestionar adecuadamente a lo largo de estos años. Sin embargo, esto no quita para que plantee varias cuestiones que son criticables en esta Institución y que pondrían en entredicho su legitimidad en el futuro:

1) No llego a entender por qué sigue siendo casi imposible ver u oir una crítica a la Monarquía en los medios de comunicación. Creo que la crítica constructiva a la Monarquía debería ser algo totalmente aceptado y se le debería quitar trascendencia, siempre que se mantengan los criterios de respeto y cortesía. Y creo que debería ser la propia Monarquía la que lo facilitara e impulsara. La autocrítica da siempre mayor crédito a cualquier Institución.

2) Relacionado con el punto anterior, la falta de transparecia es otro de los puntos a destacar. Transparencia en cuanto a su actividad, a sus cuentas y austeridad y a su responsabilidad ante la Justicia. Por desgracia en este caso no sólo afecta a la Monarquía sino a otras muchas Instituciones “democráticas” españolas, pero en su caso se respira una mayor senación de “tema tabú”. Esto es evidente cada vez que alguien lo pone sobre la mesa.

3) El acceso a un cargo público por mera herencia familiar debería ser considerado como anacrónico en pleno siglo XXI. Llámese Monarquía o República, me da lo mismo, el cargo de Rey o en su caso Presidente debería ser elegido por sufragio universal, sobre todo si ese cargo dice representar a todo un pueblo. Es muy probable que si nuestro Rey, o el príncipe, se presentaran hoy a unas elecciones ganarían por mayoría aplastante, pero en este caso tendrían toda la legitimidad y nadie podría ponerlo en discusión.

4) A esta discusión podríamos añadir la opinión perfectamente respetable de un gran número de personas en Cataluña o en el Pais Vasco, donde la Monarquía representa algo más que un cargo institucional. Sin embargo, este aspecto me gustaría dejarlo para otra ocasión ya que está demasiado viciado por los partidos políticos.

Aceptemos que hemos tenido bastante suerte con nuestra Monarquía pero ¿y si no la hubiéramos tenido? ¿Y si no la tuviéramos en el futuro?

Aunque los acontecimientos fueron finalmente diferentes, según las opiniones aquí expuestas en aquel momento, nos podríamos haber equivocado.

Franco es un ejemplo para mi, Juan Carlos I Rey de España

Junio-2011

En cualquier caso, situaciones no tan lejanas en el tiempo, como la expuesta en este reportaje de Canal 4 implicando al futuro heredero, no ayudan en nada a esta figura institucional. No hay derecho a zanjar una conversación con una argumento como “lo que buscabas era tu minuto de gloria”, sobre todo viniendo de una persona que los busca a diario.

El príncipe Felipe debate con Laura Pérez (31 de Mayo de 2011)

LA PROTAGONISTA DE “EL MINUTO DE GLORIA” CONTESTA AL PRÍNCIPE

4-Enero-2013

No entiendo cómo pretendían mejorar su imagen con esta entrevista en RTVE (Con Jesús Hermida el 4 de enero de 2013) después de casi 40 años de reinado y 12 sin conceder una:

1) de escasos 22 minutos,

2) presentada por Julio Somoano, que había dado una imagen muy desvirtuada del periodismo durante su paso previo por Telemadrid,

3) y realizada por el periodista Jesús Hermida, gran admirador y amigo de la Monarquía y, desde luego, muy alejado de la nueva generación española.

Recuerdo aquel programa maravilloso “Tengo una pregunta para usted”, al que tuvieron que someterse algunos políticos. ¿Por qué no el Rey? ¿Miedo, aislamiento, descortesía, elitismo? ¡Allá ellos!

27-Noviembre-2013

Canal + Francia emite el documental: Juan Carlos, el crepúsculo de un rey. Aunque siguen intentando proteger a la Monarquía dentro de España, haciéndola opaca a sus ciudadanos, resulta cada vez más difícil ocultárselo al mundo, convirtiéndose en un elemento más de la “Marca España”.

14-Diciembre-2013

Entrevista a la Infanta Elena en El Mundo: “Es el momento de mirar adelante con decisión”. ¡Viven tan aislados de los ciudadanos! En una auténtica burbuja. O en un Búnker, según se mire.

4-Enero-2014

La Casa del Rey pide cerrar ya la instrucción del caso Nóos, un “martirio” y entrevista al jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, en RTVE… ¿dónde si no?

En este comunicado la Casa Real demuestra muy poca delicadeza y respeto por el resto de los ciudadanos. ¿O es que la Justicia es lenta sólo en los casos que les afectan a ellos? Demuestran que desconocen lo que sufren los ciudadanos a diario cuando entran en los Juzgados. Al menos a ellos se les da un trato especial, al menos no son un número de expediente más acumulado en las pilas de documentos amontadas en sus pasillos.

30-Marzo-2014

‘Para Suárez estaba claro que el alma del 23-F era el Rey’

De la relación entre Adolfo Suárez y el Rey, entre un demócrata ¿y un…? ¡Qué daño hace el ocultismo y el falseamiento de la Historia!

7-Diciembre-2015

Así es el lujoso día a día del rey emérito Juan Carlos

No es de recibo que sigan disfrutando con nuestro dinero de una vida de lujo mientras la situación de gran parte de los ciudadanos a los que dicen representar es de pobreza.

Publicado en Política | 3 comentarios